1/16/2016

Presentaciones de IN-XILIOS en Venezuela

Durante el mes del Noviembre y Diciembre del 2015 tuve la oportunidad de presentar mi libro IN-XILIOS en Venezuela. La experiencia fue maravillosa. El hecho de compartir con colegas y amantes de la fotografía en cada una de las presentaciones me dio la oportunidad de disertar sobre lo que ha significado el haber publicado este, mi primer libro de distribución internacional. 

IN-XILIOS ya se encuentra disponible en Amazon Store para los que deseen comprarlo online. En Miami lo pueden conseguir en la escuela de fotografía FocuStudio Academy. En Venezuela en Cubo 7 Espacio Fotográfico y en Panamá en Digital Photo Supply.

Aquí les dejo un breve texto escrito por el amigo y maestro de la fotografía Venezolana Wilson Prada  a propósito de IN-XILIOS.

Su ojo derecho reconstruye, reta al equilibrio. Se asombra del gerundio de la vida que todo acciona y todo mueve. En este fotógrafo, una vez que dirige su mirada, las líneas inician su batalla: Las verticales hacen su frontera para crear espacios nuevos que pretenden cierta beligerancia. Las diagonales preparan la su fuga para ir a otra imagen. En el autor, ese juego geométrico se hace firma. Aarón segmenta la imagen a la vieja usanza de Frank, Koudelka o Friedlander quienes viajaron hasta él a través de las andanzas con Ramón Grandal, uno de esos fotógrafos en los que la docencia abraza la mirada.

De estas derivaciones surgen las barreras de la crítica clásica que contrapone la obra nueva a su panteón de héroes o a su galería de autores canonizados. Alguien diría entonces que debemos salvar las distancias de aquellos nombrados y este joven y es aquí donde las palabras de Jeff Wall resuenan en mis lecturas: “Mi opinión era que la fotografía artística clásica había llegado a su perfección, y que cualquier cosa que hiciéramos en aquel momento, yo o cualquier otro, sería un logro menor. Probablemente éste sea un mecanismo de defensa común entre los artistas cuando se enfrentan con la obra de sus superiores. Cualquier intento por evitar el encuentro con el término "mejor" en arte se convierte en una manera de evadir el problema”. Por ello decido no salvar diferencias. Estas son imágenes de un ahora y un asombro que le pertenece a Sosa cuyas derivaciones han sido decantadas en el estudio y la investigación para un espectador-lector que le es contemporáneo.

Contrariamente a quienes en la búsqueda inútil de una originalidad mal entendida han dejado un cementerio de miradas huérfanas de ubicación histórica; Sosa recrea una mirada propia que, por suerte, puede ser enmarcada en una escuela y en un movimiento estético claramente definido.

En In-Xilios podemos encontrar un autor cuyas imágenes se me antojan serias, lejanas a ese humor negro que caracteriza a otras escuelas de la fotografía de calle. Aarón es un fotógrafo que reacciona ante la luz y la complejidad de la composición marcando distancia con la cacería del sujeto. Tal vez por ello, este libro es un buen ejemplo de un arqueo de miradas. Un catálogo de encuentros, un corpus conformado por excelentes fotografías sueltas lo que también rompe con ese estándar de historia narrada o de discurso necesario ya en desuso. En este libro, las imágenes pasean con sus propios impulsos. Es un mirar la calle sin pretensiones de objetividad periodística. Al contrario, es un mirar la calle con claras pretensiones estéticas sin poner en riesgo la vivencia y la libertad que las hace posibles.

Como en todo andar Aaron nos deja, en algunos casos, esa imagen-estación que permite descansar la caminata para el disfrute de la actividad contemplativa.

Me atrevería a decir, al tenerlo en mis manos, que su lectura visual corrobora que tal como es la calle es el libro: disperso, discontinuo, desprovisto de narración. Términos que para muchos parecen cargas negativas pero que a mi parecer son aciertos importantes en la obra de quien nos muestra la lucha entre estar pero no pertenecer, residir pero no morar. Un encuentro con la lucha de lo que nos rodea vs la evocación de lo que dejamos y que aún no se desprende. In-Xilios es una verdadera caminata por una realidad tratada con muy buen criterio además de una excelente impresión en el papel.

Debo recoger entonces este fragmento del hermoso texto que Ramón Grandal nos ofrece en torno a Aaron Sosa. “Que el exilio-in-Xilios de Aarón es más un estado de ánimo que una visión objetiva y consciente, es cierto. Pero, hay fotógrafos que hace tiempo nos cansamos de la objetividad y sus implicaciones políticamente correctas y visionamos un lugar inexistente pero cálido y acogedor que nos permita continuar tranquilos haciendo lo que hacemos… fotografías.”

Wilson Prada

Comparto con ustedes algunas de las invitaciones y fotografías de las presentaciones de IN-XILIOS en Venezuela.



 Caracas, Venezuela 12-2015 / © Jorge Luis Santos