1/02/2015

Otro gran creador que se nos fué, Q.E.P.D. el maestro Ricardo Porro

Antes de finalizar el año me contacta una importante editora de fotografía de la revista Architectural Record Magazine de Nueva York para solicitarme un retrato del maestro de la arquitectura latinoamericana Ricardo Porro. Resulta ser que el maestro Porro fue muy poco fotografiado y tuve la suerte de ser uno de los que pudo dispararle unos cuantos cuadros con Pentax K1000, un 50mm y film Ilford HP5. El motivo de la solicitud de imagen era debido a una lamentable noticia. El fallecimiento del maestro.

Recuerdo claramente aquellos día en la Habana. Estaba en compañía del gran amigo y fotógrafo venezolano Pablo Krisch. Debíamos estar 15 días en Cuba asumiendo varios compromisos, dictar unas charlas y realizar un registro fotográfico. Cada día al amanecer nos despedíamos y cada uno iniciaba su recorrido de forma solitaria. Ese día el amigo Mario Diaz, gran fotógrafo cubano, me propone ir a la sede de la UNEAC "Unión de Escritores y Artistas de Cuba" para una charla que dictaría uno de los grandes de la arquitectura cubana. Días antes había tenido la oportunidad de dictar una charla a los alumnos de diseño y fotografía de la Escuela de Artes Plásticas de la Habana. Al estar en aquel lugar quedé maravillado ante su hermoso diseño arquitectónico.

En la Escuela Nacional de Artes Plásticas de La Habana se elabora un proyecto sin precedentes que mezcla una tecnología inusual en Cuba para las cúpulas como es el ladrillo, la sensualidad del lenguaje lleno de erotismo, inspirado en los órganos reproductores femeninos, con un reconocimiento al carácter mestizo de cubana, se mezclan elementos de la aldea africana con los portales mas europeos, la exuberancia de la naturaleza, el color, y el misterio de descubrir la arquitectura mientras se recorre.

Por supuesto que apenas el amigo Mario Diaz me propone ir al evento del maestro Porro sin pensarlo acepte su invitación. Ese día pude intercambiar unas pocas palabras con el, una persona sencilla pero llena de sabiduría. El hecho de haber presenciado aquel encuentro realmente lo catalogo de mucha suerte ya que para ese entonces Ricardo Porro se residenciaba en París y rara vez visitaba Cuba. 

http://archrecord.construction.com/news/2014/12/141229-Obituary-Ricardo-Porro-1925-2014.asp

Ricardo Porro, La Habana - Cuba 2007 / © Aaron Sosa